Los PANELEROS de Colombia, somos una fuerza social y productiva, teniendo en cuenta las diferentes circunstancias sociales, políticas y económicas que históricamente se han vivido en los territorios, siempre aportamos significativamente a la esperanza del desarrollo en más de 520 municipios y 28 departamentos del País. Sin embargo hoy más que nunca necesitamos aunar esfuerzos propios e institucionales para enfrentar la difícil situación socio- económica, que atraviesa el gremio panelero nacional.

En este sentido sabemos que en cabeza de nuestro Presidente Iván Duque Márquez y su gabinete ministerial tendremos un punto a favor para seguir construyendo país panelero y seguir sembrando esperanza en el campo, ya que la Paz en Colombia se alcanzará de manera estable, en la medida que se garantice la sostenibilidad económica de los sectores productivos agropecuarios, a través de la generación de poder adquisitivo, que se obtiene desarrollando las herramientas y escenarios en los que los precios de venta de productos estén por encima de sus costos de producción. Reconocemos la ley de la oferta y la demanda, pero también retomamos la necesidad del precio justo al productor y todos los involucrados en la cadena.

Hoy es necesario que organizada y propositivamente abordemos temas que de manera estructural den una salida concreta y sostenible a los paneleros y el subsector, como son, el hacer un seguimiento social e institucional a los mercados informales en los diferentes puntos del país, de igual forma y concertadamente abordar lo referente a la escasa, informal y costosa mano de obra, la exigencia a las autoridades competentes a identificar y judicializar la actividad ilegal del derrite y otras que violen la norma, la gestión a nivel nacional y territorial para realizar campañas de promoción al consumo, el acompañamiento permanente para perfilar productores y agroempresas que puedan responder a encadenamientos productivos para dinamizar la comercialización, entre otras.

Hemos conquistado amplios espacios ante la institucionalidad pública y privada, venimos fortaleciendo los aspectos organizativos, somos una fuerza social, ahora es necesario ganar unidad de criterios para la acción concertada que abandere propuestas racionales y argumentadas que nos abran las rutas para aportar en la construcción de políticas públicas que fortalezcan al subsector y a esas 350.000 familias que dependen de la actividad panelera. El 70% de la solución depende de nosotros y el 30% de la institucionalidad.

Fedepanela a pesar de sus limitados recursos financieros y humanos viene haciendo un trabajo riguroso para estar a la altura de su actividad misional y en este sentido en el  segundo semestre del 2018, continuaremos realizando reuniones regionales ampliadas para seguir desarrollando rutas de trabajo que nos demandan las necesidades de los territorios y el Plan Estratégico 2008- 2022 Unidad, organización y acción.

 

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL.

Julio de 2018.