FEDEPANELA HACE UN LLAMADO PARA QUE SE COMPENSE EL ESFUERZO SOLIDARIO DE LOS PANELEROS PARA GARANTIZAR EL ABASTECIMIENTO, CON EL PAGO DE UN PRECIO JUSTO AL PRODUCTOR

A pesar del compromiso solidario de pequeños, medianos y grandes productores paneleros, en los últimos días se ha registrado un incremento del precio de la panela al consumidor, originado en gran medida por el aumento del 35% en los costos de producción a causa de la crisis del COVID-19 que vive el país.

Para enfrentar la grave situación que vive nuestro país ocasionada por la pandemia del Coronavirus, los productores paneleros con el apoyo de FEDEPANELA vienen realizando un gran esfuerzo solidario para mantener la producción y distribución de panela dentro de las mismas condiciones de mercado, así como en tiempos de normalidad, conscientes de que se trata de un producto esencial para la alimentación de la mayoría de los hogares colombianos.

A pesar del compromiso solidario de pequeños, medianos y grandes productores, en los últimos días se ha registrado un incremento del precio de la panela y queremos que la opinión pública conozca las razones que han generado dicha situación, que escapan a la voluntad de los paneleros y corresponden a condiciones particulares del mercado de los productores y especialmente a la grave afectación que están padeciendo los sectores productivos por la crisis del coronavirus:

  1. La presencia y expansión del COVID-19 en nuestro país coincidió con el ciclo de disminución de la producción de caña panelera, originado tanto por las condiciones productivas de los cultivos, como también por la disminución del área en producción en los dos últimos años, -calculada en cerca de un 20%-, debido al largo periodo de precios bajos de la panela, donde el precio pagado al productor no alcanzaba a cubrir los gastos de producción. Por esas circunstancias las proyecciones de precios mostraban un aumento progresivo de los precios de la panela durante el primer semestre de 2020, como en efecto comenzó a presentarse desde enero del presente año, aumento normal dentro de las condiciones históricas del mercado de este producto.
  2. Una vez establecido por el Gobierno Nacional el confinamiento obligatorio como necesaria para detener la  propagación exponencial del COVID-19, se viene presentando un aumento inusual en la compra de panela, no sólo por tratarse de un alimento básico de la canasta familiar, sino por los beneficios para la salud que históricamente le han atribuido grandes sectores de la sociedad, hecho que propensa el precio al alza, pues ni distribuidores ni establecimientos comerciales tenían previstas las reservas del producto para responder a esta mayor demanda.
  3. El sector panelero también ha sido afectado por el impacto de la economía del país ocasionado por el COVID-19. Los productores paneleros están soportando un aumento inusitado en el precio de los insumos agrícolas, empaques y embalajes, tanto por el incremento del precio del dólar, como por el cierre de algunas plantas proveedoras de estos elementos, indispensables para la producción y comercialización de la panela. A esto se suma la baja disponibilidad de mano de obra en las regiones y el incremento de los costos de transporte del producto terminado, propiciados igualmente por la pandemia de coronavirus que vive el país.

 

De igual manera se está presentando un aumento en los tiempos de pago por parte de los clientes y el congelamiento de factoring por algunas entidades, que dificulta aún más la producción y distribución de las empresas paneleras, al no contar con una liquidez inmediata.

De acuerdo con la información recopilada por FEDEPANELA a través del Servicio de Información Panelera, SIPA, se estima que por los factores anteriormente anotados se ha incrementado en 35% los costos de producción de los paneleros que trabajan bajo un esquema de formalidad laboral.

No obstante, todas las dificultades que tienen que afrontar los productores paneleros en estos momentos, es necesario destacar que los actuales precios de la panela se mantienen por debajo de los que se presentaron en el anterior ciclo de aumento de precios, entre mayo del 2016 y diciembre de 2017.

FEDEPANELA ha venido trabajando arduamente con los productores paneleros y demás eslabones de la cadena productiva con el fin de garantizar el abastecimiento de panela, alimento básico de los colombianos, cumpliendo adecuadamente todas las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno Nacional, para ofrecer un producto inocuo y de calidad a los consumidores. Pero el gremio panelero también hace un llamado para que, teniendo en cuenta las graves afectaciones que afronta la producción panelera en esta crisis, se pague un precio justo a los productores, que les permita al menos cubrir el inusitado incremento en los costos de producción.

Igualmente, FEDEPANELA exhorta al Gobierno Nacional y especialmente al Ministerio de Agricultura para que de manera concertada con el gremio panelero –como se ha venido trabajando tradicionalmente- busquemos mecanismos que permitan aliviar los costos de producción del sector panelero, derivados de la crisis del COVID-19, causantes en gran medida del aumento del precio de la panela al consumidor.

Nuestra Federación hace un reconocimiento público a los productores paneleros y demás miembros de la cadena de abastecimiento, pues constituyen una fuerza vital para garantizar la producción y distribución de la panela, alimento básico de la canasta familiar del 96% de los colombianos. Al mismo tiempo, les solicitamos que apliquen rigurosamente las medidas de protección de productores, operarios y colaboradores en las plantas de producción, siguiendo las indicaciones brindadas por las autoridades de salud, así como las compartidas por FEDEPANELA a través de distintos canales de comunicación.

Oficina de comunicaciones.

 

Síguenos en redes sociales